El Blog

Categorías

El post que me hizo ilusión

Alojado en
ZoomBlog

Simple

Por Elenna - 29 de Agosto, 2006, 16:03, Categoría: Buen humor

30 de Junio

Ayer, como siempre, se me pegaron las sábanas. Me sonó el despertardor a las 7:00, pero, como cada dia, lo apagué, me dí media vuelta, y me volví a dormir... Hasta que de un susto me desperté a las 7:35. Me desperté de golpe! Maratón diaria matutina (rutina a mi pesar) : Corriendo por el piso, me ducho (por poco me mato saliendo de la bañera), enciendo la tele para ir escuchando las noticias, elijo lo que me voy a poner entre el revoltijo de ropa que tengo por la habitación (a ver si ordeno ya la ropa, que mi habitación parace un mercadillo), me pongo desodorante, me visto, me caliento un café al mismo tiempo que le pongo comida y agua a Lucía (que me mira con sus verdes ojos felinos y alucinados, estupefacta anta tanta vitalidad repentina por mi parte) y me tomo el café con leche bebido (ni una triste galleta le acompaña) mientras me peino ante el espejo del baño. Luego, me cepillo los dientes mientras saco el tupper de la nevera con la ensalada (ayer tocaba ensalada, porque últimamente como fatal) que después, al mediodia, me como al sol en el parque que hay al lado de mi oficina.

Estaba ya cerrando la puerta detrás de mí, cuando me doy cuenta, de repente, que no he apagado la tele. Corriendo, vuelvo a entrar, cruzo todo el pasillo, apago la televisión y sigo corriendo hacia la puerta de la calle.

Y de nuevo, cuando estoy metida ya en el ascensor, y a punto de apretar la B, me doy cuenta, de nuevo de repente (supongo que esto es típico de los muy despitados, como yo) que me he dejado el móvil cargando en la cocina.. ¿qué hago? paso de él? Es ya tan tarde!!! Dudo. Y aunque mi dedo estaba ya semipulsando el botón de bajada, una intución me hace salir del ascensor, de nuevo volver al piso (Lucía maullaba muy sorprendida, ¿ya vuelves?), y corro de nuevo hacia la cocina, agarro el movil, y ya, en estilo speed total, cierro la puerta y consigo ¡por fin! llegar a la calle.

Llego a la estación de tren un tanto estresada y agobiada. Suspiro nerviosa : Por Dios! No hace ni hora que estoy levantada y ya estoy cansada! Y de repente, sucede. Suena el móvil. ¿Quién me llama a las 08:15 de la mañana?? Sorprendida, rebusco en el bolso, y ahí está, sonando...

Es él.

El resto del día transcurre con una enorme sonrisa en mi rostro.

Qué fácil es conseguir ponerme de buen humor!!!

Permalink :: 23 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)