El Blog

Categorías

El post que me hizo ilusión

Alojado en
ZoomBlog

Diciembre del 2007

Insomnio

Por Elena - 27 de Diciembre, 2007, 12:12, Categoría: Idas de olla

Son las once y cuarto. No me voy a meter en la cama, durante estos días he acostumbrado al cuerpo a dormir hasta las 12 del mediodía, y no hay manera de que me duerma a una hora decente... Calamaro duerme dulcemente en la cama, y secretamente, le envidio, porque me gustaría estar dormida entre sus brazos y no tener que pensar qué hago para entretenerme hasta que me entre el sueño... Voy a la cocina a servirme un vaso de agua, y de repente, veo que la puerta de la galería tiene una mancha en el cristal.. ¿una mancha, digo? ¡Una detrás de otra! Agarro decididamente el limpiacristales y la bayeta, y antes de que me dé cuenta, estoy limpiando furiosamente el vidrio de la puerta....

Son las dos y media, y estoy  destrozada. No sólo he limpiado el cristal de la puerta, sino también los fogones, el horno, el microondas y la campana extractora. Miro a las cazuelas y comprendo que estoy empezando a delirar, porque me parece que me están mirando burlonamente.. ¿a nosotras no nos vas a limpiar??? Como una parte de mi cerebro aun funciona con normalidad, entiendo que cuando una persona comienza a charlar con sus cazos es signo inequívoco que ha de tratar de dormir... Pero ir a la cama sin sueño es lo peor que puede hacerse, así que voy a dar un paseo alrededor de la mesa del salón…una, dos, tres, cuatro vueltas; me mareo, lo dejo.

Me acuesto.. Calamaro, entre sueños, me pide un vaso de agua. Como novia amantísima que soy, me levanto, entro en la cocina, le vuelvo a repetir a las cazuelas que no, no las voy a limpiar, lleno el vaso de agua y vuelvo a la habitación. Estoy ansiosa por contarle a Calamaro que no puedo dormir y que las cazuelas me llaman por mi nombre, pero no me hace ni caso: un segundo después, vuelve a estar profundamente dormido. Decido comprobar si la puerta de la calle está cerrada... ¡hay que ver lo bien que se cierra la puerta de mi casa! ¡Qué estilo, qué seguridad…qué…qué…qué cierre! El picaporte intenta iniciar una conversación, pero yo con disimulo lo ignoro y me voy al comedor...

A las tres y media decido tumbarme en el sofá, seguro que viendo las noticias de madrugada me quedo dormida, pero no, evidentemente uno no puede dormir cuando escucha las matanzas que tienen lugar en el mundo, así que apago la tele. Se oye un ruido y mi gata se queda mirando fijamente al infinito, al vacío, y me asusto. Seguro que las cazuelas están iniciando la revolución de la cocina... Huyo a la cama. Entonces, me pongo a pensar "debe haber un montón de pelusas bajo mi cama porque hace siglo y medio que no limpio, pero claro entre el trabajo y las navidades…no tengo tiempo para nada…las pelusas deben ser enormes, casi humanas… con ojos, boca y dientes...".

Calamaro sigue durmiendo, totalmente ajeno a mis paranoias y a mi insomnio. Le odio. De estar tumbada boca arriba paso a estarlo de lado, qué mejor que adoptar la posición que tuve en el vientre materno para amodorrarme. Me tapo con la sábana. Me pongo un cojín bajo la cabeza, pues aunque los médicos no aconsejen el tener el cuello doblado como lo más idóneo para la columna vertebral, a mí me da la sensación de que careciendo mi cabeza de sangre, antes llego al abrazo de Morfeo. Las pelusas deben ser enormes… Oigo como mandan telegramas a las cazuelas, estoy segura que están compinchándose contra mi.

El cojín está caliente y hace que me pique la cara, así que lo he tirado al suelo, quizás allí abajo, con las pelusas, esté más cómodo que conmigo. Mientras no se alie con las pelusas.. Me destapo. El reloj acaba de dar las 4 y cuarto y en teoría a las siete sonará mi despertador para que me vaya a trabajar.. Duermete, Elena, por Diosssss!!

Definitivamente, a situaciones desesperadas, posturas extremas: recojo mi almohada, me tiendo boca abajo y pongo el cojín sobre la cabeza…¡bien, estoy medio adormilada! pero la verdad es que no me llega mucho oxígeno a los pulmones en esta posición, de hecho, ¡me estoy asfixiando!! ¿Quién dijo que la vida es sueño? A lo mejor tenía razón y lo que ocurre es que yo…estoy muerta…pues debo estar no muerta, sino muertísima.

Las cinco menos cuarto y la almohada ha pasado a estar colocada junto a mí, paralela a mi cuerpo, pero la noto extraña... Creo que se ha vuelto del bando enemigo... Oigo algo bajo mi cama…

A las cinco apoyo un brazo sobre Calamaro, pero no me hace caso, habla en sueños, pero no le entiendo.. ¿le despierto? Va, mujer, no seas maligna, déjale dormir. Estoy totalmente convencida de que las pelusas están hablando debajo de mi cama, pero ni me atrevo a respirar y mucho menos a hacerlas callar cuando comienzo a escuchar gritos: ¡viva el estado pelusil! ¡A ver si les digo algo y me declaran golpe de estado!!

Trescientas ovejas con lazos azules y rosas alternados saltan la dichosa valla…yo ya no cuento más, no vaya a ser que se descalabre alguna y encima, hasta en sueños, me vayan a empapelar los de Greenpeace.

Las cinco y media de la mañana. Me muero...

A las seis y media, ¡por fin!, me duermo. A las siete me suena el despertador.. Me quiero morir. ¿Como me hago estas putadas a mi misma??? Mientras me visto, oigo a las pelusas roncar.. Malditas.. ¡De la mopa no os librara nadie!!!

Permalink :: 111 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

La ciega, el décimo de lotería y Elena

Por Elena - 18 de Diciembre, 2007, 10:53, Categoría: Anecdotario

Cada año compramos entre la Mujer Irónica, la Chica Rubia, la Chica de las Pecas y yo dos décimos de lotería entre todas. Y todos los años me recuerdan la historia de la Mujer Ciega.

Todo comenzó en un tren de largo recorrido, concretamente en un Estrella. Yo volvía a Barcelona después de pasar unos días en León. La verdad es que no recuerdo exactamente qué fechas eran, creo que posiblemente era tras el puente de la Purísima. La cuestión es que no había disponibilidad para viajar en litera (como suelo hacer), y tuve que viajar sentada en un compartimiento de seis personas.

Lo que parecía que iba a ser un horrible y larguísimo trasyecto resultó ser al final un entretenido y ameno viaje. Los compañeros de compartimiento se descubrieron como personas agradables y con ganas de conversar, así que finalmente estuvimos seis desconocidos contándonos todo tipo de anécdotas y exponiendo mil puntos de vistas distintos sobre todos los temas que surgían.

Entre mis compañeros de compartimiento había una mujer ciega, no totalmente, pero por lo que contó, tan sólo veía sombras, figuras, contornos. Vestía con estética bohemia, y nos relató que conocía toda Europa, y que vivía y viajaba sola. Yo la escuchaba fascinada, ya que este tipo de personas, las que tienen impedimentos o minusvalías y eso no les impide actuar como les place, me despiertan una fascinación absoluta…

Tras haber estado hablando y riendo toda la noche, ya casi llegando a Barcelona, la mujer ciega se calló, nos miró (bueno, jeje, ya me entendéis), y nos dijo:

       -         Como me habéis caído tan bien, os voy a decir qué número saldrá este año en el gordo de la lotería.

Todos nos quedamos pasmados.

-         Va a ser el 23578 (este es inventado, no recuerdo qué número era), y lo podéis comprar en una administración de lotería que hay en la calle Nomeacuerdo, nº 7.

Mis compañeros de viaje apuntamos rápidamente los datos, mirándonos entre nosotros con cierta incredulidad, pero no por ello sin dejar de apuntar el número….

Días después, quedé para cenar con mis amigas, las citadas anteriormente Mujer Irónica, la Chica Rubia y la Chica de las Pecas. Y ya al final, cuando tomábamos el café, me acordé de la anécdota del tren. Cuando se la acabé de contar, me miraron las tres a la vez con los ojos como platos. Yo de repente me sentí incómoda, observada.

-         Pero qué pasa?

-         Pero como qué pasa?? Tía!! Esto lo tendrías que haber explicado antes!!

-         Ah! ¿Pero os lo creéis? (Fuerte es que haga yo esta pregunta, que soy la aficionada a las cartas del Tarot…)

-         Y tu no??

-         Pues.. (La realidad es que no le había dado la menor importancia..)

-         Bueno, hay que comprar el número como sea. ¡Imagina que toca!

La cuestión es que al sábado siguiente me llaman a las 8!!!!!! de la mañana.

-         Oye, que vamos a comprar el número. Vienes?

      -         (Flipando, media dormida)… Estooo.. no. Compradme dos números, uno para mi y otro que le regalaré a mi madre. (Y seguí durmiendo).

La cuestión es que compraron números para ellas y para sus familias. Pero ahí no está lo gordo del asunto. La cuestión es que lo comentaron con compañeros de trabajo, con amigos, con conocidos. Todo el mundo fue a comprar el número, ¡todo el mundo! Amigos de amigos, vecinos, el mecánico del barrio… El número de lotería que había vaticinado una mujer ciega se extendió como se extiende una leyenda urbana, igual. Lo compró hasta la peluquera de la Mujer Irónica, ahí queda eso. Yo flipaba, ya que no le había dado la más mínima credibilidad, y en cambio, la gente de mi alrededor estaba absolutamente revolucionada. Cuando se agotó el número de lotería (porque por supuesto se agotó), hubo quien buscó en qué administración se vendía el número anterior y posterior, y los compró también.

Y llegó el día 22.

Y el bombo rodó, el niño cantó, y el número… no tocó.

Ring, ring.

-         Elena, no ha salido el número.

-         Pues no, vaya.

      -         Vaya.

Ring, ring.

-         Mi peluquera ha llamado lamentándose.

-         Chica, el azar es el azar.

      -         Pues sí…

Reconozco que cuando colgué el teléfono, me reí. Qué fuerte la que había montado!! Lo quiero hacer intencionadamente y seguro que no me sale…

 

Permalink :: 142 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Navidad… no es lo que era

Por Elena - 11 de Diciembre, 2007, 15:57, Categoría: Post-protesta

Este es un post-protesta de los míos... Aviso!!

Si es que la Navidad… no es lo que era. Ha pasado de ser una época de recogimiento, de estar con la familia, de ser una fiesta religiosa, a ser toda una exposición de feroz consumismo, tanto de comida (joer con el marisco! Pues si está caro, ¿por qué no comemos croquetas?? No están buenas igual?) como de regalos (que levante la mano quien no se vaya a comprar la Wii estas Navidades… a golpe de telescopio puedo observar en la lejanía del horizonte una manita alzada tímidamente….).

Y en medio de esta vorágine despilfarradora están los niños. Inocentes, puros… y listos. Y más expuestos que los adultos al consumismo, ya que sólo hace falta media hora de tele en franja infantil para que le entre ganas a cualquiera de comprar medio Toys"r"us; pero en teoría (repitamos, en teoría), un adulto es capaz de discernir que es importante de lo que no. Sin embargo, la generación de niños que tenemos actualmente tienen como progenitores a unos blandengues que no saben decir que no a las peticiones de sus hijos, y mucho menos a unos ojos llorosos y a unas estudiadas pataletas (porque los niños SABEN cuando tienen que patalear…).

Otra cosa que no soporto es que nos deslumbren con las luces horteras navideñas un mes antes que empiece la Navidad.. ¿no se supone que estamos en pleno cambio climático?? ¿El ahorro de energía le suena a alguien? ¿Alguien me escucha?? Eohhh.. Eco, ecooooooooooooo….. Como dice no sé quien, las Navidades empiezan cuando lo decide el Corte Inglés.Y el día que decida que empiezan el día 1 de julio, pues empiezan el día 1 de julio, hombre ya. (No demos ideas a Chávez, jajaja).

Una cosa que me hace mucha "gracia" de las Navidades de hoy en día es la existencia, a diferencia de cuando yo era pequeña (y de eso no hace tanto, que aún no tengo 30 años) de Papa Noel. Pero, a ver.. quién caray es Papa Noel? Desde cuando se regalan regalos (perdón por la redundancia) a los niños por Papa Noel? Yo cuando era pequeña teníamos los Reyes Magos.. a los estupendos Melchor, Gaspar y Baltasar, todo un ejemplo de generosidad interracial. Pero ahora no. Ahora los niños tienen a los incombustibles Reyes Mayos, y a Papa Noel, Santa Claus, o como coño se llame, porque como nadie sabe quien es, adopta diversos nombres, como Satanás. A ver quién es el guapo que le dice a sus retoños que no va a tener regalo por Papa Noel....  agh! (Esta última frase revela que cuando yo sea madre también seré una blandengue....). Por tanto, antes los niños tenían una fecha con regalos (Reyes), y en cambio, ahora tienen dos (Papa Noel y Reyes). Además, en Catalunya también existe lo que se llama el Caga Tió, por lo que si veis a algún padre vendiendo sus órganos en el mercado negro para pagar los regalos de Navidad, que no os extrañe demasiado....

Confieso que le tengo mucha manía a Papa Noel, al gordo seboso ese, invento de un genio del marketing que trabajaba en la Cocacola, que ni siquiera echó mano del folklore nacional, sino que se apropió de una leyenda europea.. por Dios.. El pobre reno Rudolph se tiene que machacar en el gimnasio duramente todo el año para poder elevar el trineo de su rechoncho dueño cada Navidad... Y luego masacran al pobre Monstruo de las Galletas con la etiqueta "sólo para adultos" porque incita a la obesidad, pero claro, a Papa Noel nadie le dice nada, y bien cebaíto a turrón (mejor dicho, a brownies) que está el hombre… ¿Paga algun tipo de impuesto revolucionario?
Pero mi manía a Papa Noel se debe sobre todo a... ¿Todo lo que sale en las películas americanas a la fuerza ha de existir en Europa??? Tenemos miles de años de historia, y tenemos que rapiñar las pobres muestras de cultura de un país con apenas pasado. Pues estamos apañados. (¿Sabían que el edificio más antiguo de EEUU es un monasterio de Segovia del s. XII que se llevaron piedra a piedra y luego lo reconstruyeron en Miami???) Si es que somos lelos. En consecuencia, si logran hacernos devotos de Papa Noel, por supuesto nos hacen creer en armas de destrucción masiva. ¿Quién lo duda?

Elena políticamente correcta dos puntos: A ver, con esto no quiero decir que no acepte las demostraciones de cultura extranjeras, pero es que me da rabia que por ensalzar las foráneas se olviden las propias, y más si es por una cuestión mercantilista. Fin de los dos puntos.

Otra pregunta imbécil que se me pasa por la mente todas las Navidades es: ¿Por qué los anuncios de colonia son tan idiotas? ¿Por qué han de ser en ingles? ¿Qué sean en inglés sugiere que sea más fashion, más cool? ¿O sólo compran colonia los anglófonos? Es que no lo entiendo.. que me lo expliquen…

En fin.. resumiendo, que cada vez somos más presa de los anuncios, de la publicidad, del marketing feroz, y encima nos dejamos vapulear encantados.. y sobre todo en Navidad.. Ays.. Me quejo, me quejo nuevamente, y me enfado y no respiro.

La niña republicana hizo las maletas y abandonó su hogar en cuanto averiguó que los Reyes eran los padres.

PD. YA TENGO CUBIERTOS!! Y SOFÁ!! Y LAVADORA!!!

SIN EMBARGO, ENCANTADA ACEPTO CORTINAS.. SI HAY ALGÚN OFRECIMIENTO… ;D

Permalink :: 117 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Empezar de cero

Por Elena - 5 de Diciembre, 2007, 9:26, Categoría: Hoy

Paredes a las que le hace falta una mano de pintura.

Cuarto de baño sin cortina de ducha ni escobilla del water.

Sofá improvisado con dos colchones.

Tener que comer los spaguettis a turnos, ya que el único cubierto con el que se cuenta es una cuchara.

Sin lámparas, sin cuadros, sin cortinas.

Ingeniar un cenicero con una lata de calamares vacía.

Pedir el sacacorchos al vecino para poder abrir una botella de vino.

Listas interminables de cosas que hay que comprar.

***********
Realmente, no tenemos de nada. Empezamos literalmente de cero. Alguna situación roza el surrealismo. Y el agobio a veces aparece cuando echamos cuentas de todo el dinero que nos tenemos que gastar...

Moraleja:

DIOSSSSSSSSSSSS!!!! ¡ES SUPERDIVERTIDO!! ¡¡ME ENCANTA!!!

Permalink :: 108 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)