El Blog

Categorías

El post que me hizo ilusión

Alojado en
ZoomBlog

Qué mala es la cordura

Por Elena - 30 de Octubre, 2008, 16:44, Categoría: Cuentos

De lunes a viernes, yo no soy yo, ni Calamaro es Calamaro. Yo me transformo en Lola Flores y él en Antonio Molina, entonamos coplas, nos regalamos claveles y comemos jamón serrano. Yo luzco el vestido de lunares como nadie y él deslumbra con su camisa blanca, y bailamos zapateados encima de la mesa del comedor, ante la atenta mirada de la gata.

Durante el fin de semana, yo no soy yo, ni Calamaro es Calamaro. Yo me transformo en Montserrat Caballé y él en Plácido Domingo. Yo me visto con vestidos de gasas brillantes y él con fracs hechos a medida, y entonamos arias en el balcón, ante la estupefacta mirada de los senegaleses que nos observan desde la ventana del piso de enfrente. Plácido Domingo entona tan bien el Nessun Dorma que estremece a cualquier transeúnte que pasea por la calle, y sus admiradores, encantados, le tiran paquetes de tabaco, que él recoge con la mejor de sus sonrisas.

Cuando no somos ni Lola Flores ni Montserrat Caballé, ni Antonio Molina ni Plácido Domingo, tan sólo somos Elena y Calamaro. Yo me visto con mis vaqueros gastados y él con sus camisetas medio rotas, y cuando llegamos a casa, tras estar 12 horas trabajando, de lo único que tenemos ganas es de tirarnos en el sofá. Yo acurruco mi cabeza bajo su hombro, y allí me quedo mientras sueño con tiempos mejores, en los que podremos disfrutar más de nosotros mismos. Él me abraza y me pregunta qué programa de la tele quiero ver, mientras recalienta la pizza en el horno. Y así pasamos el tiempo, tiernamente rutinarios, mientras añoramos con una sonrisa las coplas rumbosas de Lola y Antonio y las arias de terciopelo de Plácido y Montse.

Qué mala es la cordura, ¿verdad?

Permalink :: 163 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)